Licores y Destilados

Los destilados se obtienen a partir de productos con fermentación previa y contenidos bajos en alcohol. Las materias primas para la fermentación más comunes son la cebada, el maíz, la patata e incluso desechos de otras producciones como los hollejos de la uva.

El proceso de destilación consiste en separar el alcohol del agua para conseguir un producto líquido de alcohol puro con volumen superior a 40º.

Los destilados obtenidos se complementan con infusiones para añadir aromas particulares y diferenciadores, consiguiendo matices muy personales de ginebra, ron, whisky, tequila, vodka y otros.

En el caso de los licores, además del destilado que normalmente suele tener un grado de alcohol menor que los aguardientes, se incorpora azúcar y sabores a frutas, hierbas, especias y en ocasiones sabor a cremas.

gin tónic cítrico
gin tónic canela
gin tónic pepino
whisky
mojito
cubalibre
daikiri
gin tónic fresas
gin tónic azahar

Los Combinados

Licores y destilados se han convertido en inspiración para crear una interminable lista de combinados de la más diversa índole. Podemos asegurar que la capacidad de combinación es inagotable sólo limitada por la imaginación de cada cual.

 

Así encontramos bebidas que combinan licores y destilados entre si, aguardientes idealmente suavizados con refrescos burbujeantes, licores endulzados con zumos y granizados o los propios destilados que se sirven acompañados de hielo, agua o soda.

 

Los combinados son, desde hace siglos, bebidas de alto consumo cuya fama ha caracterizado a famosos personajes internacionales como el Martini agitado pero no removido de James Bond, el  Manhattan Club cuyo origen se le atribuye a Jenny Jerome, la madre de Winston Churchill, o el no menos famoso Bloody Mary de cuyo nombre se dice que hace refrencia a la Reina Maria I de Inglaterra.