Nueva añada de vino 2015

La nueva añada de vino 2015 está a punto de finalizar su proceso de elaboración y no tardará mucho en pasar a las siguientes fases, de envasado en unos casos y de guarda en otros.

Esta coincidencia en el tiempo es muy oportuna para hacer una semejanza entre VINISSIMO y el nuevo vino de la cosecha de este año.

La vid en inviernoAntes de primavera las vides comenzaron a salir de su letargo y sus nuevos brotes daban la señal de salida a una nueva temporada de uvas y vinos, en las mismas fechas que este proyecto empezó a tomar forma… Ideas y conceptos se iban desarrollando al tiempo que nuevas hojas iban creciendo en las leñosas cepas.

Las viñas durante su nuevo resurgir anual han necesitado de cuidados y tratamientos precisos para un óptimo desarrollo; VINISSIMO también ha pasado por esa fase de depuración en la que desestimamos ciertas ideas y reforzamos otras para dar forma y fuerza al proyecto final. Con ello los conceptos clave se han afianzado y han surgido los valores y la visión objetiva del negocio, al igual que el viticultor experimentado desecha ciertos brotes de cada cepa para dar mayor desarrollo a aquellos que darán mejores frutos.

Llegaron los calores del verano y los racimos de uva empezaron a pintarse de color, señal inequívoca del comienzo de la madurez. El sol, durante los meses de más calor, hizo su trabajo aportando azúcares a cada grano de uva y cada cepa fue preparando en esos meses su carga de producción y su contribución al objetivo final: la nueva añada de vino 2015.

La vendimiaEn esta etapa de madurar el proyecto, por nuestra parte hicimos todo el trabajo de contactos y acuerdos con proveedores,
colaboradores clave de nuestro concepto, buscando la sintonía perfecta entre sus valores y los nuestros, entre sus ideas y las nuestras: Calidad, honestidad, dedicación y esfuerzo eran y son los criterios prioritarios para poner esto en marcha. Así contactamos entre otros con pequeñas bodegas de producciones limitadas, artesanos de productos de tierra y mar y pequeños productores tradicionales amantes del trabajo bien hecho.

Llegó el final del verano y con él la hora de darle forma real a las ideas, de plasmar en una ubicación física los conceptos del proyecto para ponerle el aspecto capaz de transmitir nuestra filosofía.
Al viñedo también le llegó su hora, la de la vendimia, esa que recoge la fruta madura para llevarla a la bodega y transformarla en zumo fermentado, azúcares convertidos en alcoholes y taninos en aromas… filosofía de vino.

En una bodega se trabaja de puertas para dentro; la uva entra por las tolvas de recepción, pasa al despalillado y estrujado del grano, los días de fermentación y remonte, el clarificado… todas son partes de un proceso que no se ve, complicado, que requiere de manos expertas y concienzudas, que se queda dentro de la bodega.

Llegado el día, por estas fechas en los casos más adelantados, se abren por fin las puertas para dar salida al fruto de todo ese esfuerzo: el vino.

prensado tradicionalNuestro proyecto también ha tenido su fase de trabajo “de puertas para dentro”, igual que un buen vino, en la que hemos acondicionado el local, hemos construido y adaptado zonas para diferentes actividades, hemos creado e iluminado espacios… y ya estamos dispuestos para abrir por fin las puertas y dar salida al fruto de nuestro esfuerzo: VINISSIMO.
Las bodegas están a punto de sacar a la calle la nueva añada de vino 2015; todos estamos deseando conocerla y degustar sus primeros vinos cosecheros.

Desde VINISSIMO deseamos a todos los bodegueros una feliz puesta en circulación de sus nuevos vinos y muchos éxitos en esta campaña 2015-16.